QUIEN SOY

¡Hola! Me llamo Natalia Olmo y llegué a la cosmética natural hace años después de que el dermatólogo me diagnosticara acné cosmético ya en la edad adulta.

 

Y aquello fue una oportunidad para mí porque me permitió cambiar algunas de mis rutinas e incorporar hábitos saludables: descubrí cómo vivir sin químicos, aprendí sobre plantas, aromaterapia y empecé a estudiar cosmética natural. Eso me llevó a cuidar mi alimentación, hacer ejercicio, cultivar mi propio huerto y relajarme en la montaña dando paseos, observando plantas y respirando aire puro. Profesionalmente me reinventé, me reconecté con la naturaleza y aprendí a gestionar mejor mis emociones.

 

Poco a poco, fui creando mis propias fórmulas cosméticas  a base de plantas, aceites esenciales y flores y empecé a soñar con crear Maminat para ofrecer alimentos saludables para la piel de todas las edades.

 

Después de años de trabajo y de formular mis propias recetas, Maminat ha llegado con  una línea de trabajo y una filosofía muy claras.

FILOSOFÍA MAMINAT

Hacemos cosmética para las personas. Eso significa que todos pueden usar nuestros cosméticos: mayores, niños, hombres, mujeres…  Pretendemos que te encuentres mejor al usarlos y que tengas una vida más sana.

 

Cosmética consciente: Nuestros procesos de trabajo son artesanales y eso nos hace estar más conscientes en cada cosa que llevamos a cabo. Elaboramos el producto a mano, etiquetamos a mano…

 

Respeto por el medio ambiente. Utilizamos materias primas que nos da la Madre Naturaleza y nuestros productos están libres de tóxicos. La mayoría de nuestras materias primas son ecológicas y usamos también aceites de 1ª presión en frío.

 

Recién hechos. Nuestros cosméticos acaban de salir del taller cuando los compras. Para nosotros es importante que alimentes tu piel con producto fresco. Por eso, todos tienen una fecha de caducidad que encuentras en cada envase. Siempre te durarán 12 meses.

 

La piel, espejo de las emociones: En muchas ocasiones, la piel refleja cómo estamos: si nos sentimos estresados, cansados o incapaces de poner límites nuestra piel adquiere otro estado.  Utilizar una cosmética natural, libre de tóxicos nos puede ayudar a mantener el equilibrio.

 

Fomentamos la ayuda al otro: Cada vez que compras un producto Maminat estás ayudando a personas que más lo necesitan. Durante este 2017, hemos escogido el proyecto Mil.una Sagunt, un proyecto ubicado en la localidad valenciana de Sagunto, en el que ayudan a mujeres en situación de vulnerabilidad social a que puedan desarrollarse en todos los niveles: las acompañan psicológicamente, las ayudan a relacionarse y hacen muchos talleres para que, algún día, puedan encontrar un empleo.

 

El amor mueve el mundo. Y con amor y mimo llevamos a cabo nuestras creaciones cosméticas. Nuestra sala de trabajo huele a azahar, romero y lavanda así que se respira la energía de lo natural.

 

Amamos a los animales: La investigación de nuestros productos jamás se prueba en animales. Nosotros amamos a todos los seres vivos.

maminat filosofia cosmetica natural